Himenoplastia
Dra. Carmen Navarro

Dra. Carmen Navarro

HIMENOPLASTIA

¿Es posible Recuperar la Virginidad?

HIMENOPLSTIA es el término se refiere a la reconstrucción del himen. Es un procedimiento quirúrgico, totalmente ambulatorio que dura unos 45 a 60 minutos.

La finalidad de la HIMENOPLASTIA, es recuperar el himen, que es una membrana carnosa en forma de anillo localizada en la entrada de la vagina.

La función fisiológica del himen, no está clara, pero sabemos que tiene un gran valor social sobre todo para algunas culturas y religiones con el firme propósito de garantizar la virginidad durante el primer acto sexual.

¿Cuáles son las causas por las que una mujer pierde su himen?

Siempre se ha pensado que el himen solo se pierde durante la primera relación sexual, y no es así necesariamente, vamos a citar otras razones por las cuales una mujer puede perder el himen.

  • Una mujer puede nacer sin himen, a eso le llamamos Agenesia de himen, es una condición genética, poco frecuente, pero existe, una de cada 1000 mujeres nace sin himen.
  • Hasta el 44% de las mujeres no sufren pérdida de sangre durante el primer coito, lo que significa que en algunas culturas que se realiza prueba de sangrado éste no se produciría.
  • Las mujeres que realizan gimnasia acróbata o ejercicios de alto impacto, ciclismo o montañismo, podrían tener desgarros de la membrana himeneal y ameritar una HIMENOPLASTIA.
  • La masturbación podría, en algunos casos llevar a las pacientes a perder esta membrana.
  • Montar acaballo a manera de rutina y competencias.
  • Últimamente se ha promovido mucho el uso de tampones vaginales en las jóvenes vírgenes, y esto ha originado el desgarro lento del himen.

¿Qué mujeres deberían considerar la HIMENOPLASTIA o reconstrucción del Himen?

Religión y Cultura:

Desde siempre se ha visto la virginidad como símbolo de pureza y honor femenino para las familias de muchas culturas.

Existen muchas religiones en el mundo, donde una mujer que no llega al matrimonio siendo virgen representaría una deshonra para la familia ante la iglesia y la sociedad, y exista, aun a nuestros días la PENA DE MUERTE POR HONOR para estas mujeres, con la finalidad de limpiar la reputación de la familia.

Con el pasar de los años, muchas chicas deben salir de sus ciudades y países de origen, en busca de mejores oportunidades de estudio y trabajo. Es inevitable, compartir con un mundo lleno de emociones y nuevas experiencias, donde una de ellas es precisamente el encuentro con el amor.

El tema de la religión es algo que tiene mucho peso en muchas culturas, y la HIMENOPLASTIA, ha venido a representar esa solución para muchas de estas mujeres.

En la ultima década, en Egipto, la pena de muerte por honor disminuyo en 80% gracias a la HIMONOPLASTIA o reconstrucción del himen.

Trauma psicológico:

Mujeres, incluso niñas han sido objeto de abusos sexuales, y una manera de borrar, para muchas de ellas ese trauma radica en la posibilidad de recuperar su virginidad. Es una condición que cada médico debe evaluar con respeto, escuchar a cada paciente en particular, cada historia es diferente y la mujer tiene el derecho de hacer todo aquello que le permita sentirse bien consigo misma y con sus culturas y religiones, estando conscientes de que, muchas veces las decisiones de la adolescencia no son las más acertadas, pero no deberían llevar a nuestras chicas a la deshora o menos a la pena de muerte.

¿Cuáles son los riesgos de someterse a una himenoplastía?

Si bien es cierto que es un procedimiento ambulatorio, algunas pacientes pueden experimentar:

Dolor.

Inflamación en el área quirúrgica.

Infección en la zona tratada si no se cumple de manera adecuada con las recomendaciones post operatorias, o si el procedimiento se realiza en un área sin condiciones de asepsia adecuadas.

Hemorragia, esta es poco frecuente si lo hace alguien con experiencia, ya que el himen es poco vascularizado.

Daño en vejiga o recto (complicación poco común).

Retención de la sangre menstrual en vagina si el orificio dejado no es suficiente para la salida de la misma.

Tras la cirugía, el himen se comportará de la misma forma que antes de la primera relación sexual y que la mujer, incluso, volverá a sentir dolor y sangrar como en “su primera vez”, pero deben saber, que un 15% de las pacientes, pueden no tener sangrado.

Compartir Articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on whatsapp