los Médicos como causa de Infertilidad

?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

POR: Dra. Carmen Navarro.

¿CUANDO LOS MÉDICOS NOS CONVERTIMOS EN LA CAUSA FINAL DE LA INFERTILIDAD?

 

Abordar una pareja infértil, se plantea como un verdadero reto. La mayoría llega después de haber realizado un largo recorrido por varios especialistas y lamentablemente en edades avanzadas.

Lo que marca la pauta en una consulta Especializada de Fertilidad y una de Ginecoobstetricia, es que en fertilidad no vemos a la mujer como la “futura portadora del embarazo”, vemos a la pareja, ese conjunto necesario para lograr la concepción, y ya, desde que entran al consultorio inicia nuestro trabajo proponiéndonos en primer lugar la meta de diagnosticar la causa para después adaptar la terapia a cada pareja en particular.

La paciente infértil, jamás, debe ser tratada por un solo especialista, debemos trabajar con un equipo de varios profesionales a la vez. En nuestra sociedad, a diferencia de la de otros países, más del 90% de las veces nos casamos y nos planificamos siempre ponemos un límite para disfrutarnos como pareja y luego de ese tiempo lo que viene son los hijos.

El problema llega cuando el tiempo pasa y ese embarazo jamás aparece. En ese momento inicia el peregrinar, ir de un lado al otro, en busca de respuestas que la mayoría de las veces, no son las verdaderas sino las que el paciente quiere escuchar, esto apoyado en estudios muy serios publicados sobre el perfil psicológico del paciente infértil que demuestra que por su ansiedad solo escuchan el 15% de lo que el médico les dice.

Me atrevo a escribir este artículo dirigido muy respetuosamente a mis queridos pacientes y a muchos colegas que se que cada día luchan para hacer de la medicina que practican su más hermosa bandera ante la vida.

Yo veo al paciente infértil como un trípode:

Su entorno social.

Su entorno afectivo con su pareja.

Su realidad desde el punto de vista médico.

La sociedad:“toda pareja se casa para tener hijos”, si pasa un año o más y no logran concebir, inicia la tortura social, que en muchas parejas los lleva a buscar desesperadamente un embarazo aunque esto no sea realmente lo que quieren.

Entorno afectivo con su pareja”, la lucha y la creencia de que con un hijo la pareja (él o ella) permanecerán para siempre unidos.

Su realidad medica”, sin restar importancia a las otras dos, esta es de vital importancia, la especie humana, es la especie viviente con la tasa de fertilidad más baja de todo el planeta, de cada 10 parejas que se aparean en edad fértil, en un periodo perfecto de ovulación y sin ningún tipo de trastorno en la mujer o en el hombre, 4 quedaran embarazadas (mas o menos 40%), y se estima que entre el 20 al 25% de estos casos terminaran en abortos espontáneos, es decir que nuestra tasa real de fecundidad es menor al 20% por vía natural, y si a ello le sumamos factores como: edad femenina mayor de 35 años, obesidad, síndrome e ovarios poliquísticos, síndrome de resistencia a la insulina, tiroides, trompas obstruidas, pólipos endometriales y miomas uterinos entre otros, mas alteraciones en la calidad del semen; por su puesto que las posibilidades se reduce aun muchísimo más.

Entonces, ¿Cuándo EL MEDICO SE CONVIERTE EN LA CAUSA DE INFERTILIDAD?

Cuando bien sea por acción u omisión cometemos iatrogenia (enfermedad o complicación secundaria a un acto médico).

Los ovarios, son los órganos vitales para la reproducción, jamás debemos quitar un ovario sano, es muy importante estar completamente seguros de que no hay ningún tipo de tumoración maligna, esto se logra midiendo los marcadores tumorales: alfa feto proteínas, carcinoembrionario, CA125, CA 19-9 entre otros, siempre debemos ser muy conservadores incluso, si tenemos la convicción de que debemos quitar los ovarios, ofrecerle a la paciente que vitrifique sus óvulos, si no  tiene planificada la maternidad de forma inmediata, o congelar embriones en caso de tener pareja, y después de eso es que la llevamos a cirugía, y recordar que no todos los tumores de ovario, deben acompañarse de un protocolo de ovario (donde sacamos los ovarios, el útero entre otras cosas), dependiendo del origen histológico del tumor de ovario, en caso de que sea maligno claro está, se debe dejar el útero  si el origen histológico del tumor de ovario no compromete al útero, sobre todo si la mujer desea ser madre, o es muy joven, porque si ella vitrifica sus óvulos, o congela sus embriones, luego de que la paciente salga de la quimio o la radio, puede recibir en su útero sus embriones y crecer tranquilamente su embarazo aunque no tenga los ovarios.

Lastimosamente, me toca ver con cierta frecuencia, mujeres de todas las edades,  especialmente jóvenes a quienes les quitaron sus ovarios y no se les congelo previamente óvulos, y peor aun también quitaron el útero., lo que les queda a parte de la adopción, es óvulos donados, y peor aun alquilar un vientre para ver crecer allí sus niños, esto es muy costos, y se puede evitar.

Si tienes una adolescente, muy jovencita, y le diagnostican algún tipo de cáncer, el que sea, antes de la quimio, o la radio, por favor papas y colegas, piensen que ella será mujer algún día, y deseara ser madre, congélenle sus células antes de someterla e estos procedimientos. Igualmente, si es el varón, quien debe someterse a algún tratamiento oncogénico, igual congelen, preserven la vida.

Incluso, los casos más severos de endometriosis , pueden tratarse de forma conservadora.

Un útero, no se debe quitar a menos que su condición  lo amerite, es importante, tomarlo en cuenta. Menos del 10% de las miomatósis uterinas son en las que están indicadas las histerectomías, de resto casi todos los úteros son potencialmente salvables para preservar la capacidad de crecer un bebe. Ya sabemos que los miomas tienden a reproducirse, eso lo debemos tomar en cuenta.  Pero siempre debemos hacer nuestro mejor esfuerzo por conservar las estructuras reproductivas.

Las trompas, una vez dilatada u obstruidas, no se rescatan por insuflaciones y la cromotubación en muy reducidas oportunidades tiene éxito, siempre que una paciente infértil va a consulta debemos ver la histerosalpingografía, siempre hacerla, para saber que el espermatozoide y el ovulo se encontraran sin problema, de lo contrario aunque el semen este perfecto, el cual siempre se debe estudiar en la pareja infértil, o la mujer ovule sin problemas, si la trompa está dañada, NUNCA HABRA EMBARAZO por vía natural, pero si a través de una fertilización asistida.

Los varicoceles pequeños no se deben operar, a menos que la sintomatología sea muy marcada y el criterio de nuestros urólogos conservadores así lo indique. El varón también tiene trastornos hormonales y acá, al igual que en la mujer debemos estudiar los factores hormonales, y es el andrólogo quien nos ayuda a canalizar adecuadamente a nuestros varones, y de la mano del endocrino con nuestras pacientes femeninas.

La vida es un milagro, es  el acontecimiento más hermoso para el que se prepara la especie humana, siempre he dicho que los médicos solo somos instrumentos de Dios para ayudar en el milagro de la vida, pero si no pensamos de una manera conservadora, si en el quirófano no nos esmeramos por reconstruir un ovario, un útero, reposicionar unas trompas, salvar a como dé lugar un ovario, evitar las laparotomías y usar mas la laparoscopia para disminuir las adherencias, evitar cirugías en el varón cuando no son urgentes, y más aun, cuando no somos capaces de referir a tiempo a nuestros pacientes a un especialista en fertilidad, nos convertimos en la causa de infertilidad, no por acción, sino por omisión.

Recordemos que el reloj biológico nos toca muy tempranamente a las mujeres, que cada paciente que logra su embarazo por la vía que sea vendrá a nuestra consulta lleno de vida, fe y mucho agradecimiento.

En nombre de FERTIAGUERREVERE. CA, los invito a todos a ser guardianes de la vida, pioneros de la fe y la esperanza, a los pacientes a ser más activos, a ayudar a sus médicos no omitiendo cosas de su historia clínica, a  luchar por lo que quieren, a no dejar la reproducción para después y a experimentar lo hermoso que se siente ser padres.

Esta entrada fue publicada en Salud Femenina y Fertilidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario