Dra. Carmen Navarro

Dra. Carmen Navarro

Embarazada y de Vacaciones en la Playa? Cómo Cuidarte y Cómo Alimentarte!

 Si estas embarazada y vas de vacaciones a la playa, hay ciertas cosas que debes tener muy en cuenta: disfruta, siéntete bella y sobre todo muy afortunada de poder ser dentro de poco, la feliz madre de ese hermoso bebe que llevas con trigo.

A la hora de tomar sol, colócate el protector solar con el factor más alto que puedas, sobre todo en la cara, recuerda que las hormonas del embarazo como la progesterona alteran la síntesis de varias sustancias de la piel que hacen que se llene de pigmentos y seas más propensa a las manchas. No debes tomar más de 15 a 20 minutos de sol, y menos en el abdomen, aunque no lo creas, el líquido amniótico al recibir mucho sol aumenta su temperatura y el feto tiende a fatigarse.

Evita el oleaje directo sobre tu abdomen, este puede estimular las contracciones, y hasta desprender la placenta si el golpe es muy fuerte. Jamás debes lanzarte al agua, camina con cuidado e introdúcete poco a poco al mar o piscina. No permanezcas durante mucho tiempo con la ropa húmeda, el PH de la vagina durante el embarazo favorece la presencia de hongos y la ropa húmeda ayuda a que esta afección se dé.

Imagen

Acá te dejo además unas recomendaciones sobre lo que debes comer y lo que no, durante tus vacaciones estando embarazada.

Pescado

Lo que no puedes comer:
Pescados o mariscos crudos o mal cocinados (como ostras y almejas).
Pescados con alto contenido de mercurio, incluyendo el tiburón, pez espada, caballa (king mackerel) y el blanquillo (tilefish).
Pescados en conserva, ahumados, o que no han sido pasteurizados ni refrigerados, a no ser que se calienten hasta que les salga vapor.
Más de 6 onzas (1 porción) de atún claro enlatado o atún albacora.

Consejos:

Cocina el pescado hasta que alcance una temperatura de 145 grados Farenheit (F) o 63 grados Centígrados (C) o hasta que se vea opaco por dentro.
Consume semanalmente hasta 12 onzas (dos porciones) de pescados con bajo contenido de mercurio, como el salmón, los camarones, el abadejo y la trucha.

Carnes y aves

Lo que no puedes comer:
Carnes o aves crudas o mal cocinadas.
Embutidos de cualquier tipo (jamón, pavo, rosbif, salchichas, mortadela, jamón serrano, paté, etc.) a no ser que sean calentados hasta que les salga vapor (165 grados F, o 74 grados C).
Embutidos secos o ahumados crudos, como el salami y el chorizo, a no ser que sean calentados hasta que les salga vapor.

Consejos:

Usa un termómetro para cocinar. Cocina la carne de res, ternera o cordero hasta que alcancen 145 grados F (63 grados C). Cocina la carne de cerdo y todas las carnes molidas hasta que alcancen 160 grados F (71 grados C), y cocina las aves hasta que lleguen a 165 grados F (74 grados C).
Huevos

Lo que no puedes comer:
Huevos medio crudos o mal cocinados.
Masa cruda (de pastel o galletas) que contenga huevos.
Postres o salsas caseras que contengan huevos crudos (merengue, mayonesa, ponche de huevo, helados, salsa holandesa, mousse de chocolate y aderezo tipo cesar).

Consejos:

Cocina los huevos hasta que la yema esté firme. Y cocina todos los demás platillos que contengan huevos hasta que lleguen a 160 grados F (71 grados C).
En las recetas que se preparan con huevos crudos, sustituye los mismos por un producto hecho con huevos pasteurizados

.
Queso

Lo que no debes comer:
Quesos blandos no pasteurizados (como el queso feta, Brie, Camembert, blue cheese, queso fresco, queso blanco y panela).

Consejos:

Al comprar quesos blandos verifica en la etiqueta que estén hechos con leche pasteurizada.

Otras comidas

Lo que no debes comer:
Ensaladas ya preparadas (sobre todo si contienen huevos, pollo, jamón, camarones o pescado).
Comida de buffet o picnic que haya estado afuera y sin refrigerar por más de dos horas (o más de una hora en un día de calor).
Rellenos (como los que se usan en la preparación del pavo o pollo asado) que se hayan cocinado dentro del ave, a no ser que haya alcanzado una temperatura de cocción de 165 grados F (74 grados C).
Brotes de alfalfa y otras semillas, o cualquier verdura sin lavar, particularmente lechuga y repollo.

Consejos:

Calienta sobrantes hasta que lleguen a humear (165 grados F, o 74 grados C).
Mantén las comidas frías de un buffet sobre hielo. Las comidas calientes deben estar casi hirviendo (humeantes).
Pela las frutas y verduras, o lávalas bien.

Bebidas

Lo que no debes beber:
Bebidas con alcohol.
Leche sin pasteurizar (cruda).
Jugos sin pasteurizar o que se venden como “recién exprimidos”.
Más de 12 onzas (1 y 1/2 taza) de café al día.

Si tienes alguna duda puedes comunicarte a través de @tenerbebe y con gusto te atenderé.

Compartir Articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on whatsapp