Dra. Carmen Navarro

Dra. Carmen Navarro

Madre Después de los Cuarenta, HEROÍNAS SIN PRECEDENTE!

El reto más grande para nosotros en la clínica y sin duda alguna el proyecto más valioso para nuestras queridas parejas.

HEROÍNAS SIN PRECEDENTE: Una mujer que llega a esta edad sin tener hijos, en la mayoría de las ocasiones lo hace porque su formación profesional y desarrollo personal le ha ocupado una gran parte de su juventud. Otras, tal vez, porque no encontraron el amor de su vida, o porque nos dedicamos enteramente a servir a los demás, dejándonos de lado a nosotras mismas, en ocasiones, es culpa de algún tipo de patologías. Cualquiera que haya sido la causa de infertilidad no es relevante, lo crucial acá es el valor y el deseo avasallante de estas pacientes cuando buscan nuestra ayuda.

HEROÍNAS verdaderas, porque; a pesar del reloj biológico, de los preceptos sociales y de los mitos patológicos y del riesgo de salud para ellas, su MADURO y DECIDIDO deseo, supera nuestras expectativas. Se someten responsablemente a todas las pruebas, su positivismo contagia a todas las pacientes en nuestra sala de espera, irradian esa energía que nos brinda cosas buenas y positivas, y lo más hermoso, sus bebes, son tan deseados, tan anhelados que desarrollan un magnifico lazo de afecto y comunicación con sus ellos, se toman muy en serio las recomendaciones dadas para su embarazo y eso hace que sean ellas precisamente, las que menos complicaciones presentan.  

SU REALIDAD BIOLÓGICA: cuando ya se pertenece al grupo de mujeres infértiles después de los 37 años de edad, debemos apresurar la búsqueda, y mi recomendación es que acudan a un especialista de fertilidad porque las probabilidades de concebir por vía natural a partir de este momento se verán cada vez más reducidas.

A medida que nos hacemos mayores, aumenta el número de anaeuploidías (óvulos de mala calidad, y con carga genética alterada), y disminuye la capacidad de  implantación del embrión en el útero materno.

Imagen

Además, se relaciona la edad materna a un mayor número de abortos y anomalías congénitas.

Imagen   Imagen

Imagen

Si tomamos en cuenta todo lo anterior, podríamos pensar que nos enfrentamos a un camino escabroso y sin muchas oportunidades, pero no es así, afortunadamente, muchos de estos riesgos son prevenidos cuando acudes a tiempo a un especialista en infertilidad. La primera y más importante pregunta debe ser ¿aun cuento con reserva ovárica para obtener óvulos y poder reproducirme?, siempre les digo a mis pacientes que no importa que tan bien nos veamos por fuera, el envejecimiento interno no lo cambia ni la cirugía ni el ejercicio, podemos, por su puesto retrasarlo un poco con una vida sana y con el uso de antioxidantes, pero no lo podemos detener.

El paciente de fertilidad, en general es muy ansioso, y va de médico en médico, porque a veces, busca, más que una respuesta objetiva una esperanza, que muchas veces se traduce en el hecho de haber perdido su única oportunidad de ser madre con tus propios óvulos. Una mujer después de los 38 años, y, más aun si ya lleva años buscando y no lo logra, no es una candidata para inseminaciones, o al menos yo, no recomiendo más de tres, esa paciente, es una potencial candidata para una fertilización asistida, porque su reserva es poca y debemos capturar esos pocos óvulos que les quedan, un IN VITRO, tiene mayores posibilidades que una inseminación, y quizá la última opción que les queda para poder ser madres; insisto, con sus propios óvulos (esto porque una mujer puede ser madre incluso de 50 años, pero con óvulos donados). Dado al hecho de que según aumenta la edad, tenemos más posibilidades de tener bebes con algún tipo de anomalías   tenemos la oportunidad de evaluar el desarrollo embrionario en nuestros laboratorios antes de la transferencia, nos encargamos de seleccionar embriones que tengan una evolución normal, y que nos garanticen que los bebes vendrán sanos.

Además, ofrecemos el diagnóstico genético preimplantacional (PGD), que consiste en hacer el estudio genético de tu bebe antes de transferirlo al útero con el fin de estar completamente seguros de que será un bebe sano.

Nos encargamos de preparar adecuadamente el endometrio y todo el entorno materno para reducir al máximo el rechazo del embrión por parte de su madre. Y de estudiar minuciosamente los espermatozoides y óvulos antes de realizar el proceso de fertilización.

Después de analizar todas estas variables, después de ver el valor de nuestras mamas de 40 y más y después de ver la sonrisa de nuestros bebes, nos sentimos muy orgullosas de tener entre nosotros este distinguido grupo de pacientes.

Imagen

Compartir Articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on whatsapp