Síndrome de ovarios poliquísticos e infetilidad

Ovario-poliquistico-500x365

Por: Dra. Carmen Navaro

El síndrome de ovarios poliquísticos, es una condición médica en la que existe un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas. Esto puede provocar cambios en el ciclo menstrual, quistes en los ovarios, dificultad para quedar embarazada y otros problemas de salud. Acompañado además de una condición anatómica característica: la presencia de ovarios aumentados de volumen, aumento del número de folículos antrales en más de 9, dispuestos hacia la periferia; lo que les confiere la característica típica de ovarios en rosario.

sop

El ovario poliquísticos podemos encontrarlo en aproximadamente el 10% de las mujeres en edad reproductiva, y  este tipo de pacientes tendrá un 75% de problemas para quedar embarazadas.

Los signos clínicos

  • Vello corporal extra que crece en el pecho, el abdomen y la cara, al igual que alrededor de los pezones.
  • Acné en cara, tórax o espalda.
  • Cambios en la piel tales como manchas en pliegues cutáneos como: alrededor de las axilas, la ingle, el cuello y las mamas.

La mayoría de estas pacientes, puede además cursar con: sobrepeso, y tiene una distribución característica del mismo hacia la zona del tronco, lo que nos da la característica de figura en forma de barquilla. No todas las mujeres con ovarios poliquísticos tienen sobrepeso, algunas de ellas, pueden ser más bien muy delgadas, y eso no las excluye del diagnóstico.

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Ausencia del periodo menstrual después de haber tenido uno o más periodos menstruales normales durante la pubertad (amenorrea secundaria).Sindrome-de-Ovario-02
  • Periodos menstruales irregulares, que pueden ser intermitentes y pueden ser desde muy ligeros hasta muy abundantes, aunque por lo general el sangrado es escaso.

¿Por qué ocurren todas estas cosas en las pacientes con Síndrome de Ovarios Poliquísticos?

Es bastante claro, que las pacientes con síndrome de ovarios poliquísticos se mantienen en anovulación (sin ovular), por lo que pertenecen al grupo I de pacientes anovulatorias, según la clasificación de la OMS (Organización de Mundial de la Salud).

Estas pacientes, cursan con varias alteraciones endocrinológicas u hormonales, lo que dificulta que los ovarios liberen los óvulos completamente desarrollados o maduros, quedándose estos atrapados en los ovarios, posteriormente se van llenando de líquidos y producen los quistes, el quiste, es el resultado de un folículo que debía romperse, y no lo hizo; en su lugar, dejo el folículo y ovulo atrapado.

Las hormonas femeninas por excelencia son: los estrógenos y los progestágenos. Sin embargo, también producimos pequeñas cantidades de andrógenos u hormonas sexuales masculinas; y esto, sucede básicamente por dos razones: 1) los andrógenos, nos permiten mantener la lívido sexual en todo momento, es decir, que no necesitamos estar en una época de celo como sucede con los animales para aparearnos con nuestra pareja.

2) Porque para el ovario es casi imposible producir el estrógeno por sí solo, este lo sintetiza a través del andrógeno en algo que conocemos como la teoría de las dos células; donde, los receptores de insulina juegan un papel fundamental.

Comprendamos cómo funcionan los ovarios:

La Hipófisis anterior (glándula ubicada en el cerebro), a principio de cada ciclo menstrual, se encarga de enviar al ovario una hormona llamada FSH (hormona estimulante del folículo), esta llega al ovario, y es quien se encarga de despertar la respuesta de formar y desarrollar los folículos que dentro llevan al ovulo que será liberado, una vez madure el día de la ovulación, es decir, aproximadamente 2 semanas después de iniciado el sangrado menstrual.

Adicionalmente, se libere otra hormona, esta es la LH ( hormona luteinizante), esta debe estar siempre, en valores inferiores a los de la FSH, porque su papel fundamental, es el de garantizar el sustrato de andrógenos que luego serán convertidos a estrógenos para que se desarrolle adecuadamente la maduración del ovocito; además, de participar en la selección del mejor ovulo, el cual se liberara el día de la ovulación tras el llamado pico de LH, que es el momento en el que esta hormona debe aumentar, incluso el doble del valor de la FSH. Solo en este punto, la LH, debe ser mayor que la FSH. Otra de sus funciones es luteinizar o neutralizar los otros folículos  que crecieron al mismo tiempo. Esto es una ley de selección natural; en condiciones normales, una mujer puede arrancar la maduración de hasta 6 -9 folículos, cada uno con un ovulo dentro, pero nuestro organismo, nos prepara para que solo se madure y ovule uno, de lo contrario tendríamos embarazas de hasta 6  o más bebes; este papel lo cumple la LH, es decir; la FSH llama a los óvulos a participar, como en un concurso de belleza y al final, la LH, es quien dice quien se lleva la corona (o quien es el adecuado para ovularse), y a su vez la LH luteiniza, o neutraliza el desarrollo de los otros folículos, y les da la función de convertirse en cuerpo lúteo o cuerpo amarillo, que es quien proporcionara las hormonas, especialmente la progesterona, las primeras semanas del embarazo, mientras, a partir de la semana 9 a la 11 será la placenta quien se encargue del embarazo.

Eso, explicado muy a groso modo. Pero ¿ qué pasa?,  en el ovario, existen dos capas, una capa externa llamada también teca externa, quien posee receptores en su mayoría para LH y cuya expresión de receptores va a depender de la presencia de otro llamado Receptor Insulínico Tipo II.

Básicamente, y explicado en términos muy sencillos, podemos decir:

De la cantidad de Receptores Insulíncos tipo II, va a depender la cantidad de receptores de LH en la superficie externa del ovario.

Una hormona, como en este caso, la LH (hormona luteinizante) producida por la adenohipófisis, para poder ejercer su efecto, requiere unirse con su receptor de LH, y cuando la hormona, se une a su receptor en el ovario, se produce su efecto ¿Cuál? Participar en la producción de andrógenos, que luego servirán para fabricar el estrógeno que necesita el ovulo para crecer y madurar.

En la otra capa, en este caso la interna o teca interna, los receptores que predominan son para FSH (hormona estimulante del folículo), y quien a su vez es receptora de estrógenos que serán entregados al óvulo en desarrollo.

En el medio de ambas capas, tenemos algo así como una refinería de hormonas, esta está representada por el llamado complejo enzimático de las aromatasas o del Citocromo P450, el cual está representado por una enzima muy importante : la 17 alfa hidroxilasa, y su papel fundamental es el de convertir todo el andrógeno a estrógeno, porque el ovario, persé, no produce estrógenos, este lo sintetiza a partir del andrógeno.

 

¿Por qué las pacientes con SOP (síndrome de ovario poliquísticos), tienen relación con insulina elevada?, y ¿qué relación tiene esto con la anovulación, la infertilidad y la falta de menstruaciones?

Todas las pacientes con SOP, cursan con niveles elevados de insulina en sangre (Síndrome de Resistencia a la Insulina SRI), de hecho, se dice, que una de las causas más aceptadas del SOP, es el SRI.

Si los niveles de insulina en sangre están elevados, el ovario expresara, más Receptores Insoliticos tipo II, estos, a su vez estimularan la expresión de receptores de LH (hormona latinizante), quien se mantendrá elevada durante todo el ciclo de la mujer, y al estar esta receptor elevado, el cerebro enviara más cantidad de hormona LH, para que ocupe esos receptores, una vez ocupados , se estimula la producción de mucho andrógeno, que es la hormona sexual masculina, que si bien es cierto que la necesitamos para sintetizar a través de ella el estrógeno, también lo es, que el procesamiento del andrógeno a estrógeno se lleva a cabo en el Citocromo P450, y este tiene una capacidad mínima de procesar, cuando el ovario, mete más andrógeno, del que se puede procesar, la refinería se satura y se rompe, y no funciona más, por tal motivo, tenemos una alta concentración de insulina, una expresión exagerada de LH, y la constante producción de andrógenos (hormona sexual masculina), que no puede ser llevada a estrógeno.

La consecuencia:

Al circular hormonas masculinas dentro del ovario, el folículo no crece, no madura, por lo tanto, no hay nada para la ovulación, por eso los ciclos son anovulatorios, no se da la normal caída de estrógenos que debe ocurrir al final de cada ciclo menstrual, que es la señal bioquímica para el cerebro para que se reanude una nueva menstruación u otro ciclo menstrual, por lo que estas pacientes, tienen reglas muy espaciadas entre una y otra.

El hecho de tener hormonas sexuales masculinas circulando hace que nos salga vellos donde, le saldrían a un hombre: en el cuello, alrededor de las areolas, en el ombligo, en la entrepierna, en el área del bozo, además  la presencia de acné en la cara, el cuello, la espalda, el cuero cabelludo, se  oscurece la piel, se engrosen los pliegues, que el sudor sea más fuerte, e incluso que seamos obesas en la mayoría de los casos pero no en todos. “UN TREMENDO LIO”

 

EL RETO: EL TRATAMIENTO

El tratamiento de estas pacientes, es un reto muy grande, pero no solo para el médico, quien dará las ordenes a seguir, el reto es realmente para la paciente, quien debe comprender, que la clave está en cambiar su propio estilo de vida, no se trata de tomar pastillas solamente, se trata de internalizar un gran problema de base hormonal y endocrinológica, del que dependerá  que su vida mejore y evitar una serie de complicaciones que no solo van a referirse a la falta de menstruaciones o embarazos, estamos hablando de otras  complicaciones a largo plazo como : la diabetes, la obesidad, la hipertensión, entre otras.

Básicamente, el tratamiento va de la mano de las dietas bajas en carbohidratos, el uso de la metformina (antihiperglicemiante), la pérdida de peso, el ejercicio, ya que los andrógenos, en su mayoría se eliminan por sudor y orina.

Muchas veces, el solo hecho de tener una dieta adecuada, perder peso y hacer ejercicios, es suficiente para que se reanuden las reglas cada mes y llegue la ovulación, sin embargo, les recomiendo, que si tienen esta condición, y tienes 28 años o más, y deseas lograr un embarazo, acuda cuanto antes a la clínica de fertilidad, porque, este grupo particular de pacientes, tienden a envejecer a nivel del ovario más rápido que las otras que no tienen esta condición, eso debido, a que ellas, gastan al mes más de 20 a 30 folículos en vez de 9 a 11 en condiciones normales.

El secreto está en conocer bien tu patología y acudir a tiempo al especialista que de verdad te puedan ayudar.

Una última cosa; las pacientes con SOP, tienen más posibilidades de tener abortos, especialmente por embarazos sin embrión o anembrionados, tienen abortos inadvertidos, es decir, pasan tiempo sin ver la menstruación, luego tienen una regla muy abundante, con coágulos y muy dolorosa, generalmente estos pueden ser aborto, y pasan, porque los óvulos, debido a esa carga de hormonas masculinas, son de muy mala calidad, recordemos, que los sangrados de las pacientes con SOP, son más bien poco abundantes, y generalmente duran poco.

Espero les guste el artículo, y si es así lo puedan compartir.

Esta entrada fue publicada en Salud Femenina y Fertilidad y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario